Yoga Surf

La última tendencia en YOGA: El Paddle Surf…

Yoga Surf Casablanca

El paddle surf yoga, se ha convertido en una nueva modalidad de este deporte para ayudar a la concentración y el disfrute de sus practicantes.

 

Se trata de realizar el mismo tipo de ejercicios que se realizan durante una sesión de yoga normal, solo que en esta ocasión se cambia la colchoneta por una tabla, y el tatami o la moqueta por el mar. El fundamento básico es que tanto el yoga como el surf son más que actividades físicas, se trata de puntos que facilitan la conexión con el mundo y el entorno, buscando hallar el equilibrio con la naturaleza y el ambiente.

 

Asimismo, el surf es un ejercicio de resistencia y cardiovascular donde se trabaja tanto con las piernas como con la parte superior del tronco, espalda, brazos y hombros.

 

“El paddle surf yoga”, da la posibilidad de estar disfrutando del cuerpo y la concentración en uno mismo mientras se toma conciencia del aire que se inhala; un aire puro del mar. Los beneficios, en concreto, son tres:

 

  • Una conexión con la naturaleza al respirar un aire puro.
  • Una conexión con el presente mientras disfruta de un estado de concentración único.
  • La realización de un ejercicio físico, que es beneficioso para el cuerpo.

 

Para practicar este nuevo estilo de yoga solo necesitas saber nadar y unas nociones básicas de surf para poder mantenerte en la tabla, ¡y adelante! aunque al principio pueda resultar un poco difícil pero con paciencia y practica conseguirás disfrutar de una nueva forma de hacer yoga y de flotar sobre el mar.

 

Las sesiones de Paddle Surf Yoga suelen durar una hora y media aproximadamente, la tabla que se utiliza es un poco más ancha que las que se utilizan para hacer surf y el remo tiene casi dos metros de longitud. Suele comenzar la sesión en la arena, a la orilla del mar, con una serie de estiramientos y unos “saludos al sol” para calentar el cuerpo y después se continúa en el agua…

 

Ya en el agua es posible ensayar cómo ponerse de pie en la tabla, remar, agarrar una ola y otra cantidad de posturas sintiéndose parte del océano, se puede finalizar la práctica con una pequeña relajación final tumbados boca arriba en la tabla en savasana, dejándose llevar por las olas en cada respiración…

 

Deje su comentario o pregunta