Ballenas al alcance de tu mano…

Ballenas

 

Las imágenes más atesoradas por los turistas y visitantes de todo el mundo en sus diversos viajes ciertamente están relacionadas con el reino animal. La extrañeza de las especies, las oportunidades únicas de apreciarlas o la cercanía en la que una persona puede estar de un hermoso animal hacen que los momentos plasmados en la memoria o en fantásticas fotografías se conviertan en muchas ocasiones en los instantes que jamás olvidarán.

Uno de estos momentos especiales se desarrolla justo frente a las costas del Ecuador. Con un tamaño de alrededor de 15 m (50 ft) de largo, y un peso de hasta 30 toneladas, divisar una ballena jorobada junto a una pequeña embarcación, es una experiencia que pocos pueden disfrutar.

Gracias a la costumbre natural que tienen estas ballenas de asomarse a la superficie del agua para respirar, los afortunados navegantes y turistas gozan de una cercanía que no es usual cuando se trata de divisar cetáceos de gran tamaño fuera de los parques acuáticos.

Nada como poder apreciar a estas majestuosas ballenas en su medio natural, sin restricciones, sabiendo que no hay necesidad alguna de atentar contra su desenvolvimiento natural.

Este es un agregado único que hace de las costas del Ecuador un lugar ideal para amantes de la naturaleza, biólogos, fotógrafos y visitantes en general. Su pausado desplazamiento de alrededor de 10 km/h facilita en gran manera su observación y hasta existen momentos que se les puede ver en pleno proceso de alimentación, que consta de pequeños organismo marinos que entran en medio de grandes cantidades de agua que las ballenas filtran a través de sus gargantas, llegando a consumir diariamente entre 4000 y 5000 lb de alimento es decir entre 1 800 y 2 300 k de micro fauna marina.

Las ballenas jorobadas viven alrededor de 50 años y se piensa que existen unos 15.000 ejemplares en todo el mundo.

Estas ballenas, al igual que muchas especies del reino animal migran grandes distancias y es a su paso por el Ecuador que pueden ser observadas por visitantes tanto nacionales como internacionales, con relativa facilidad.

Al ser una especie de ballenas que tienen por costumbre salir a respirar en la superficie, su observación no es complicada además que su comportamiento es tranquilo y hasta se podría decir que son bastante sociales.

Poseen una cola de grandes dimensiones que al salir del agua hacen las delicias de los visitantes y en ocasiones se las puede ver haciendo impresionantes acrobacias, indudablemente un espectáculo que hace de la visita vacacional en las costas ecuatorianas algo realmente único.

La observación de estas ballenas se da principalmente frente a las costas de las provincias de Santa Elena, Manabí y Esmeraldas.

Casablanca, ubicada en la provincia de Esmeraldas es uno de los mejores puntos vacacionales para poder disfrutar de estas asombrosas criaturas.

En un clima tropical de entre 22 y 30 grados C (71 – 85 grados F) las facilidades que Casablanca le ofrece incluyen apartamentos de lujo frente al mar, espacios diseñados exclusivamente para su máximo disfrute.

Casablanca también ofrece bar, restaurante, piscina, canchas de tenis, sala de convenciones, gimnasio, un campo de golf de primer orden, paseos en bicicleta, excursiones a caballo y mucho más…

Venga a Casablanca con sus seres queridos u organice aquí la próxima convención de su empresa y disfrute de la experiencia de su vida.

Sea parte de ese exclusivo club de personas que de primera mano han podido vivir uno de los espectáculos más hermosos que nos brinda la naturaleza.

Deje su comentario o pregunta